domingo, 23 de mayo de 2010

El intransigente XLVII

- Hola, ¿Zapatero? ¿El señor Zapatero?
- Sí, soy yo.
- ¿El señor Zapatero? ¿El presidente del gobierno español?

- Sí, soy yo. El presidente del gobierno español. ¿Podría decirme qué quiere? Es que tengo prisa. Tengo que arreglar un país.
- Perdone, es que se le van cayendo las siglas del bolsillo.
- ¿Cómo dice?
- Es que vengo caminando detrás de usted y, mire, se ha dejado la O de Obrero de PSOE.
- ¿Sí? ¡Qué descuido!
- Y también, aquí la tiene, la S de Socialista.
- No sé cómo ha pedido pasar; serán las prisas. Ahora las recogeré, ni se preocupe. Todo por el pueblo.
- Pero, un momento, un momento, usted lleva otras siglas en el bolsillo.
- Noooooooo, creo que usted se equivoca.
- Pero qué me dice, si le sobresalen en los bolsillos. FMI; BCE, sí, esas son las siglas.
- Huy, las habré cogido sin querer con las prisas. ¡Qué cosas!