sábado, 19 de junio de 2010

Érase una vez IX

Érase una vez una pequeña gran sabia.
Érase una vez tardes de cine.
Érase una vez frases de película.
Érase una vez estoy cansada, no voy a aprobar.
Érase una vez vaya dardo, no, puñalada no, dardo.
Érase una vez no quiero salir, no me riñas.
Érase una vez poca gente visitará mi casa.
Érase una vez protección treinta.
Érase una vez no, no me gusta la playa.
Érase una vez me olvidarás en dos años pero será bueno porque estarás viviendo.
Érase una vez no, no cambiaré nada.
Érase una vez gustas a todas, no, a todas, no, ya no. Y duele. Duele algunas veces. Algunas veces. Érase una vez señor orgullo.
Éranse una vez pequeñas cosas.
Éranse una vez las pequeñas cosas, sí, son las que importan.
Érase una vez luz en tus manos y raíces en tus tobillos, el mundo será tuyo.
Érase una vez Granada en tus pies.
Érase una vez, no, no te hecho sentir importante, eres importante.
Érase una vez soy de lo más normal en las fotos.
Érase una vez la belleza discreta al natural.
Érase una vez pero si la economía es mentira.
Érase una vez una pregunta, me echarás de menos, no, para nada.
Érase una vez una lengua.
Érase una vez tic tac dos minutos, tres, gracias por ignorarme.

Érase una vez no hay nada imposible, pero hay cosas que no pueden ser y además son imposibles.
Érase una vez eres malooooo.
Éranse una vez miradas tiernas, a mí nadie me espera, ya lo sabes.
Érase una vez voy a comer, vale, te leo en dos minutos.
Érase una vez no, ya sabes que no soy muy de música.
Érase una vez espero que sigamos en contacto porque, hagas lo que hagas, será asombroso, de veras lo creo.
Érase una vez ya podemos abusar de ti, que dice alguna calva.
Érase una vez nosotros somos justos, no bajamos notas, qué divertido.
Érase una vez por qué tenemos que aprendernos libros de trescientas páginas.
Érase una vez cuáles eran las distributivas.
Érase una vez estoy cansada, no voy a dormir, no voy a aprobar, no, qué va, te espera, ya lo sabes, Granada, un libro cada año, una película y chocolate.
Éranse una vez tulipanes.
Érase una vez oler una piel después de un día de playa, estas cosas, deberías saberlo, pasan, más de lo que imaginas, estas cosas pasan.
Érase una vez quieres que te pase el parte del día.
Érase una vez un texto sin escribir, algún comentario.
Érase una vez Granada verá tus labios con sonrisa.
Érase una vez belleza pálida al natural.
Érase una vez nadie escribirá estas cosas, ohh, sí, tienes razón, soy malo.
Érase una vez no te esperaba.
Éranse una vez tantas tantas todas las palabras.
Érase una vez hay tanto imbécil en la playa.
Érase una vez no no, sí sí, vas a aprobar, el Quijote, pero no, no va a pasar.
Érase una vez viajarás a Roma, te espera la Fontana.
Érase una vez pregúntame por cine siempre que quieras.
Érase una vez un segundo plato, no, cena y postre, la vida, sí, la vida en tu cuello y la serenidad en tus pupilas.
Érase una vez por qué todo me pasa a mí.
Érase una vez será mejor que no vaya.
Érase una vez miro porque quiero ver pero a veces no me gusta lo que veo.
Érase una vez miro y veo en lo que no quiero convertirme, está tan cerca.
Érase una vez la luz lo malo que tiene es que no nace de tus labios.
Érase una vez quiero ayudar a todo el mundo, yo también, yo también, aunque me cueste la salud.
Érase una vez mmmmmm, estás pensando, me das miedo.
Érase una vez, no me lo puedo creer, te doy miedo.
Érase una vez una criatura frágil y deliciosa, adorablemente inteligente.
Érase una vez ya lo sabes, estaré ahí siempre que lo necesites, a no ser que sean unas becas.
Érase una vez ya lo sabes, estaré ahí, para ti, siempre que lo necesites.
Érase una vez me enfadaré si no llamas si estás mal.
Érase una vez una inteligencia sin sombras.
Érase una vez señorita anónima.
Érase una vez me olvidarás, no me olvides.
Érase una vez ya lo sabes, estaré ahí siempre que lo necesites, no lo olvides.

1 comentario:

PetiteMademoiselle* dijo...

¡ Qué texto tan bonito !
Tan bonito como a quien va dedicado.
Mi opinión es simple, me gusta lo que escribes, no le vayas a dar más vueltas.
Saludos ^.^