lunes, 26 de julio de 2010

Todo inventamos


Se pueden hundir los bancos, podrán bajarnos los sueldos y las pensiones, pero Don Quijote proseguirá su camino, “sin llevar otro que aquel que su caballo quería, creyendo que en aquello consistía la fuerza de las aventuras”, escribió Sorel y recordé aquellas maravillosas palabras de Cervantes, cómo no, el que lee mucho y anda mucho ve mucho y sabe mucho. Y será leer cerca de unas olas en las que dormirme, y será escribir en las hamacas de una playa en la que contemplar estrellas y recordar algún ombligo. Y será caminar para encontrarse y perderse. Y perderse y encontrarse. El mundo en mis dedos y unas manos sin cansancio. El Quijote y el viaje, cómo no, ese salir al mundo por comprar un paquete de tabaco y no volver en horas, en meses, en años. La fuerza de las aventuras: qué belleza en las palabras cuando son nuevas, qué belleza. Salir al mundo y que nos quiten lo bailao, saber que escribir, está bien, imagino, y uno escribe porque no está viviendo o porque se encuentra en dos mares, ha vivido y es bueno contarlo. Uno escribe y, no sé, está bien, pero vivir salir al mundo, volver al sur, visitar Granada, volver a casa, encontrar Sicilia y encontrarme en Silicia. Toca vivir y seguir viviendo. Y volver a ser yo. Y seguir viviendo.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO... ;-(...
que lo pases muy bien en tu tierra!!!
besos

H. dijo...

Heyyyyyy, ¿nos conocemos? Siempre se puede releer el blog. Y yo, buffff, necesito, y mucho, vivir, que se me ha olvidado.

Anónimo dijo...

...nos conocemos!!!!!!! o mejor, algunas veces me parece que me conoces mas que yo (sobretodo nelle parole de heidi =)...)
besos amigo
...disfruta la vida, o mejor vive para disfrutar!!!...[fantasma]