jueves, 29 de julio de 2010

Parole per Vero

Feliz cumpleaños, Vero

Hay chicas de fragilidad exacerbada que se miran al espejo y no se saben encontrarse porque han olvidado conocerse. Hay paseos a la luz de la luna que nos hacen sentir importantes porque somos nosotros y nadie más, nosotros y poca gente, y las palabras necesarias para hacernos sentir mejor, que hay días que empiezan con más calor porque alguien nos dice estamos aquí sólo para hablar contigo. Hay chicas de fragilidad exacerbada que se dicen pequeña porque han olvidado que la grandeza no es más que dejar las gafas encima de una mesa para que ella nos cuenten una historia, o más, si hace falta. Hay chicas frágiles que se sienten solas porque tienden una mano al mundo pero poca gente llega a casa cuando uno necesita un abrazo en las pupilas, un hola, cómo estás, si te duele el mundo, acércate, habrá una mano en tus dedos, un beso en tu mejilla. Y hay chicas que se sienten menos solas en noches de playa con amigas. Y hay chicas que se saben poco a veces cuando son mucho casi siempre. Y son felices porque las llevan de la mano y no ven nada porque aprenden, como tantos otros, que lo invisible es esencial a los ojos y hay momentos que son más momentos y se hacen días, años, un recuerdo en los dedos para escribir, hay momentos que han merecido la pena porque son nuestros y han sido compartidos. Hay chicas frágiles a las que a menudo les puede el mundo porque olvidan que alguien ha escrito para ellas en algún muro: eres fuerte, no lo olvides. Estás sola y eres fuerte, estás sola y estamos con nosotros. Y hay chicas pequeñas que tienen todos los miedos pero saben que serán más pequeños en el día a día, como un piercing que se hace apenas visible entre los labios. Y crecerán sonrisas porque se sabrán queridas: ellas, ellas y la vida, ellas y la ternura necesaria para saber que hay orillas con estrellas en las que es bueno descansar un poco por seguir adelante. Sin miedo, porque no existe la derrota en el corazón del que lucha. Chicas frágiles que crecen fuertes haciendo de sus calles un lugar mejor por el que pasear a dos manos, a cuatro, a seis.


No hay comentarios: