lunes, 9 de agosto de 2010

La vida sin tildes III

- Hey, cuanto tiempo, guapo.
- La verdad es que si, preciosa. Es lo que tiene estar viviendo, imagino.
- Y, que tal por Napoli? Disfruta de esas vacaciones que yo no tengo, bastardo.
- Bien, bien. Me quedo en un hotel, voy conociendo la ciudad.
- Y, no te sientes un poco solo?

- No, no se, paseo, descubro una ciudad sin mapas, hablo con la gente. Viajo, supongo. Y dedico tiempo a pensar en mi. Ademas, si me siento solo, pienso en ti, en que me apetece, y mucho, verte, y me siento mucho mejor.
- Eres un sol.
- No, es solo sinceridad.
- Bueno, eres un solete sincero.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué curioso eso de verte escribir sin tildes.

Besos, solete.



L.