viernes, 10 de septiembre de 2010

This old heart of mine

La vida mancha. Los días agotan. Las tardes cansan. Las aceras ensucian. La luna cae. El tiempo pasa. El mío, deberías saberlo, es ya un viejo corazón: a veces acierta, a veces falla. Es el mundo, otra vez, el absurdo de todas las cosas que no deberían pasar y pasan. Es la lucha estúpida de intentar cambiar tantas cosas y no cambiar nada. Un viejo corazón: a veces late, a veces se apaga. Se queda sin luz, sin hambre, sin sed. Se queda sin agua. La alegría, dices, la alegría espera. Portate via. Sal, dices, sal a las aceras. El sol, me dices, te echa de menos, deja que tu piel lo visite, que el sol la habite, deja. Tal vez tengas razón, tal vez la tengas. Pero el mío es un corazón cansado y no, no hoy, no a estas horas, no, no contra todo, no contra mí, es un corazón cansado y no, no tiene ganas.