lunes, 4 de octubre de 2010

Érase una vez XI

Para Manolo, un amigo
Éranse una vez partidos de fútbol sala domingos a las ocho de la mañana.
Érase una vez Ryanair.
Érase una vez Sicilia en enero.
Érase una vez una ermita.
Érase una vez un corredor verde.
Érase una vez una tarde de café llamada Ana.
Érase una vez andábamos sin buscarnos pero andábamos para encontrarnos.
Érase una vez territorio guiri.
Éranse una vez librerías de segunda mano.
Érase una vez una chica a la que le encantaban los helados.
Érase una vez un viaje a Canadá.
Érase una vez una heladería italiana.
Érase una vez el reencuentro con amigos.
Érase una vez una foto en la cuneta.
Érase una vez son cuatro calles.
Érase una vez un pub irlandés.
Érase una vez un perfecto inglés andaluz hablado.
Érase una vez una noche de música a orillas de la Catedral.
Érase una vez una tertulia.
Érase una vez una maestra con novia.
Érase una vez un picnic.
Érase una vez un, maestro, tú eres de Málaga, ¿no?
Érase una vez un bar de mariquitas.
Érase una vez un tinto con tapa.
Érase una vez una cerveza con tapa.
Érase una vez tapas con hambre y un kebab.
Érase una vez una caminata por calles estrechas.
Érase una vez un bar irlandés sin tapas.
Érase una vez un bar irlandés con chucherías.
Érase una vez una moto con frío.
Érase una vez un profesor del que aprendí lecciones.
Érase una vez maestro, ayer tuve una pesadilla contigo y en cuarto hay una niña que te tiene miedo.
Érase una vez el amor por una profesión.
Érase una vez no le demos vuelta, vamos a buscar una solución.
Érase una vez se alquila.
Érase una vez un concierto.
Érase una vez sabía que te tocaría esa ciudad.
Érase una vez un gran instituto.
Érase una vez no sabes ser anónimo.
Érase una vez una tarde de cerveza con Shaila.
Érase una vez una pasión recuperada por una profesión.
Éranse una vez todos los universitarios del mundo.
Éranse una vez unas calles con río.
Érase una vez una brasileña en una muralla.
Érase una vez a lo mejor la vida no vale nada, quizás la vida lo vale todo.
Érase una vez, scusa, sei italiana?
Érase una vez el inglés bien, pero no quiero olvidar el italiano.
Éranse una vez series en versión original.
Érase una vez una camiseta perdida en una portería.
Éranse una vez muchos músculos para poco cerebro.
Éranse una vez unos deportes de futbito.
Érase una vez un tercer tiempo.
Érase una vez un pirata.
Érase una vez un parque con peces.
Érase una vez imposible encontrar aparcamiento.
Érase una vez un metro.
Érase una vez nunca hay que rendirse.
Érase una vez un político sin cultura.
Erase una vez un muy buen profesor.
Érase una vez Callejeros viajeros, dentro de nada salimos.
Érase una vez como estar en casa.
Érase una vez mi lugar en el mundo.
Érase una vez un fantasma de ojos verdes en noviembre.
Érase una vez una Alhambra.
Érase una vez, chaval, nunca estás en Atarfe.
Érase una vez el principio de una amistad.
Érase una vez Granada.

1 comentario:

shailita dijo...

qué bonito!el vídeo no te lo habrá dejado manolo no?