lunes, 1 de noviembre de 2010

Halloween en el sur

Es Halloween, me dices mientras te ríes una y otra vez. Es Halloween, y sabes que no soportos los ritos sociales, vengan de donde vengan, sean los que sean. Una noche de graduación fue suficiente para maldecir todos los ritos sociales. Es Halloween y hay que, por una vez, ser como los demás. Ni te espero ni te sé entonces. Se hace la noche y me dices: mírame, este es mi disfraz, y te veo desnuda, y no te entiendo, este es mi disfraz, la noche, sé bueno por una vez y muérdeme hasta que llegue a ver la luz. Aquí. A tu lado. En el sur. Ahora que la noche me disfraza.