lunes, 29 de noviembre de 2010

Revélame tu brillante disfraz

Envuélveme en los primeros versos de alguna de las canciones de Kiko Veneno con las que tantas veces nos quedamos en cama cuando ni siquiera llovía. Déjame el corazón herido de las espinas que la vida ha dejado en tus huellas cada vez que tú y yo hemos caminado contra el mundo. Escucha palabras que hablan de ti y te saben, te saben amada y protegida a pesar del hielo con que muchas veces hemos discutido sobre el fuego de un orgullo en el que hemos caído tantas veces, tantas mañanas en las que nos salvó salir a la calle por no naufragar en tu dolor, en mi egoísmo, en la soledad. Cortáme la angustia de saber que yo soy yo y poco más hay en mis dedos. Desátame de tus rincones para saber que son mis calles las que me acercan a ti y son mis pies los que te han buscado entre sábanas. Déjame dormir un poco más, sólo un poco, por ir a buscarte o despertarme en tus zapatos. Revélame el brillante disfraz con que cada noche acudes a mi azotea para que yo olvide que hay cerca montañas de nevada belleza, estrellas que no llevan tu nombre, lunas de cielos sin igual que yo no miro cuando tú te acercas, y desnudas bajo la escalera que a mí te lleva tu brillante disfraz.

1 comentario:

PetiteMademoiselle* dijo...

Veo desde lejos que la lluvia va a volver a caer, tanto en el sur de la península como en el sur del centro.
Me pareció que necesitas algunos días de sol :)
Besos.