jueves, 30 de diciembre de 2010

Pasa la vida a buscarme

Y pasa la vida a buscarme en las horas y la habito yo en los minutos, pasan los días de sol a sentarse en mis persianas y salen mis manos a buscar días de lluvia sin paraguas, buscan mis dedos la esquina de una rosa con aroma en que dejar un poco de mi sangre en las espinas. Pasan tus ojos por mi casa a estas horas de la noche y no tengo yo las ventanas abiertas para compartir contigo un silencio, unas palabras, las baldosas de un cuarto con cama en las que dormir desnudos, cuerpo a cuerpo, ya con ganas y sin ropas, con el frío de unas tardes de invierno en que pasa la vida a buscarme en las horas y yo busco tu sexo en los segundos.