miércoles, 19 de enero de 2011

Sin ganas de

Y ahora por qué estas ganas de dejar que la vida pase sin más, que a un momento suceda a otro y todo se quede en lo gris y bajarme del mundo una vez más y quedarme viendo las paredes porque la vida se nos va se nos va en el cansancio, en un volcán con nieve que escupe fuego en los inviernos más veraniegos y deja el corazón de una isla palpitando. Y palpita palpita la vida en los dedos y uno no sabe si llamarlo nostalgia dolor o qué sé yo si hay pocas que saber y todas las canciones hablan hoy de las heridas que quedan en las uñas y arañamos los bolsillos buscando tan solo monedas de consuelo con las que protegerse un momento, descansar bajo las raíces de un árbol dormir alguna siesta y la vida la vida va y a veces no se queda tan sólo un segundo en nuestros labios y no queda por quedar ni agua que llevarse a la boca en cualquier tarde y no hay ganas no hay ganas de levantarse porque es el mundo y dan ganas de esconderse entre sábanas y decir que no que no hay nada como quedarse en casa en un sofá bebiendo un tinto con limón acaso una cerveza y esperar que sean otros los que solucionen el mundo y dejen las calles sin basura. Descansar por una vez sin pensar en nada más en nadie más y dejar que la vida ahora antes entonces alguna vez ahora porque sí sin ganas de

1 comentario:

PUMUKIS dijo...

no he podido leerlo entero... empatizo demasiado