sábado, 5 de febrero de 2011

El intransigente LXXIV

Se encuentran dos amigos en la calle, después de años sin verse, distanciados, pensaban, por la actitud política de uno y otro y le pregunta el primero al segundo:
- ¿Qué tal la vida?
- Mal, bastante mal. Asqueado de tanta política, asqueado de tanta mentira inútil.
- Sí, ya ni nos ocultan que son los mercados los que rigen nuestras vidas. Mercados, por encima de los seres humanos, reducidos a puras estadísticas. Es vergonzoso.
- Sí, ¿Sabes? Quería pedirte disculpas. Que nos alejara tanta mentira, es de locos.
- Sí, es patético. Me duele saber que todo lo que nos contaron sobre el PP era verdad y no supe verlo.
- A mí me duele mucho más saber que todo lo que contaron, desgraciadamente, sobre el PSOE era mentira.