jueves, 24 de febrero de 2011

Viviendo que no es poco

La vida, sí, que aparece a las horas más intempestiva, para no dejarnos dormir, para cansarnos, ahora, entonces, se presenta en calles de Granada, en callejuelas sin salida en que hay gritos y alboroto y es el mundo algunos niños muchos que dicen qué bien a veces no vivir en cuatro paredes siempre y salir a la ciudad y caminar y ver desde lo alto algunos años, algún siglo y saber que el agua siempre fue un milagro del sur desde que el mundo. Y hay sombras porque no se han ido ni se irán parece ni se irán nunca pero hay días de sol que bien merecen un paseo, un helado y las ganas inevitables de despertar a la vida desde hoy.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, soy una antigua alumna tuya. En primer lugar quería felicitarte por tu blog, me gusta mucho lo que escribes. En segundo lugar agradecerte que escribas, yo ahora también lo hago. Fuiste una de las personas que me incentivaron inconscientemente a expresar mis sentimientos mediante un par de letras. Mucho de lo que escribes me sirve de inspiración.

Un abrazo =)

H. dijo...

Hola.Es precioso lo que dices si tengo algo que ver, sobre todo, con que hayas empezado a escribir y nada, gracias por las felicitaciones. De todas formas, me encantaría leer alguna vez alguna de las cosas que escribes y saber quién eres aunque es posible que seas María Amador. Si es así, espero que todo te vaya bien, María, y si no, pues lo dicho, espero que me digas quién eres y que alguna pueda leer lo que escribes. Hasta pronto.