domingo, 13 de marzo de 2011

Poquito a poco

Quedan siempre en estas tardes de marzo gotas de tristeza en las pestañas que dejan en los días posos de silencio en los dedos. Y esta dichosa desgana con que las manos intentan sin éxito aferrarse todas las mañanas a un poquito de alegría.

3 comentarios:

MARIUX dijo...

¿Secuela melancólica invernal? TAL VEZ. Pero la primavera sigue siendo promesa efímera, con pretensiones de 'amenidad'.

PUMUKIS dijo...

siempre hay dias de esos.. pero hay otros que seguro que son geniales... no todo marzo tiene porque ser asi...
suerte!

A. Rodz dijo...

Hay otros dias de marzo en los que se comparte una botella de limoncello venido desde la mismisima Sicilia para el disfrute de personas que, en ciertos momentos lo pasan mal, pero, cuando se juntan, no hay mal por ningun lado, porque se consiguen olvidar, aunque sea solo durante un segundo, pero, eso es lo que nos hace sonreir y conseguir ser felices, recordar esos momentos vividos y que nos hicieron sentir como en casa con la familia aunque estemos lejos de ella, por todo eso, en este comentario, es el momento de decir: "gracias por esos momentos, hermano"