sábado, 5 de marzo de 2011

Rebel without a pause

Cuando yo empecé, sabes, era como tú pero tienes que entender tienes que comprender que no puedes ser tan cercano a ellos que ellos necesitan normas reglas que les digan qué hacer y qué no y no pueden irse al cine porque necesitan esas normas y trabajar un poco cada día y claro siempre se aprende más así lo dicen se aprende más,así lo sabes, más con cinco minutos de canción que con cinco años de clase, con veinte minutos de buena película que con seis años de instituto y ahora todos han de ser buenos porque lo dicen las normas porque sus espejos son ejemplo de excelencia moral y hay razones para creer para creer que todo el mundo es bueno y no vivimos en burbujas y no hay pobres y el mundo estalla pero queda lejos y hay bombas de dolor que crecen con los años que crecen en las playas y voces que no pueden levantarse porque enseñamos a pensar a pensar sí a pensar como los demás y que a las calles sean todas callejones sin salidas y todos han de ser como nosotros porque todo ha ido bien desde siempre desde entonces y los enemigos públicos son otros son números uno y hay incendios de gasolina que arde para que todo se consuma como se consume un por favor un gracias una sonrisa ahora que las sombras están en todas partes y no hay tren alguno que nos lleve a un camino con arena por vivir un poco de inocencia un rato al menos ser ilusos un rato al menos y dejarnos llevar por el niño que hemos sido ahora que nos lo han quitado arrebatado qué sé yo y sí hay gente que era como yo pero no jamás porque uno es único e irrepetible y es patético tratar a todos de la misma manera porque cada uno es un mundo una casa con puertas diferentes en la que no nadie ha empezado no porque cuando yo empecé no era como nadie y tampoco debería serlo nunca jamás porque las calles son una cosa y otra, muy diferente, los que caminan por ellas al descubierto.

No hay comentarios: