jueves, 12 de mayo de 2011

Urgencia

Urgencia, a todas horas de buscarte en los demás, de no encontrarme en nadie; de despertarme con tu peine y saber de tus mejillas en mis manos y no saber cómo soltarlas; urgencia de saberme a cada noche en tus violines e ignorarme en tus espinas. Urgencia, de leer tus palabras en todas mis paredes y no tener un segundo tan solo en el que mirarte las ventanas. Urgencia, de vivir mis tobillos en tu peine y no ser capaz de peinarme en tus puplias. Urgencia, de salir a la calle por ver tu cuerpo en las piscinas y ahogarme en tus aguas a cada páginas. Urgencia, de callar cuando te veo y no verte desde hace párrafos. Urgencia, de ti, aquí y ahora, a cada instante, de perderme en las ciudades a cada instante. Y tú, lado a lado, y en mi calle.

No hay comentarios: