domingo, 5 de junio de 2011

El intransigente LXXX

- Hey, cuánto tiempo.
- Si que hace tiempo, sí.
- Y, ¿qué tal la vida?
- Ahí vamos. Pensando en que la gente es gilipollas.
- Cómo no. ¿Esta vez por?

- País de inútiles. Para echar a un partido, se vota a otro perro, de mismo collar. Ya lo decía Einstein: hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana. Y de lo primero no estoy seguro.
- Pero, bueno, ellos han elegido, y son mucho más.
- Ya. Galileo sólo era uno contra el mundo. Y Galileo tenía razón. ¿Cómo se puede ser tan imbécil? Votar a gente que ha inaugurado un aeropuerto sin avión, votar a gente que ha inaugurado una biblioteca sin libros.
- ¿Qué será lo próximo? ¿Un gobierno sin políticos?
- No caerá esa breva, no.