domingo, 26 de junio de 2011

Fiebre del sábado noche

Sácame esta noche a la vida, hartos como estamos de habitar estas cuatro paredes en la que hemos naufragado en los cajones durante demasiado tiempo. Te escucho. Sácame a beber un poco de tiempo en tus pechos y sorber la luna a bocados. Déjame en las calles bajo las que te he perseguido tantas veces, bajo la farola sin luz en la que hicimos el amor una noche a oscuras, tu cuerpo contra mis manos. Salgamos a la calle y odiemos cuantas luces de neón salgan a nuestro paso; quememos la discoteca y ahorquemos al sagrado DJ porque la música que pone constantemente no dice nada sobre tu vida, no dice nada sobre mi vida.


No hay comentarios: