miércoles, 29 de junio de 2011

La chica de las uñas verdes

- Hola, ¿qué tal? No creo que debieras estar aquí.
- ¿Cómo? ¿Crees de verdad que esa es forma de saludarme?
- No sé, chica. Sencillamente, creo que este no es tu lugar, que no debería estar aquí.

- ¿Por qué lo dices? Sí, yo también tengo esa sensación. Sé que no aquí no hay nada para mí. Hay personas, pero son pocas, y se me perderán; y no hay palabras, no las encuentro aquí, y no hay lugares. Acaso la playa.
- Sí, la playa. Habrá otras playas, pequeñitas, y no estarán en este lugar. Sonreirás, y tu sonrisa real, mucho más real entonces. Será genial ver esa sonrisa. Y, hey, veo que te has pintado las uñas. De verde.
- De verde. Por ver algún color en calles tan grises. Por ver mis uñas y saber que puedo volver a pintar papeles en blanco.
- ¿?
- Llevo sin escribir un mes. Llevo sin escribir desde que estoy aquí. Necesito colores. Necesito otra ciudad. Esta no es la mía, y no sé si lo ha sido alguna vez.
- Un lugar en el mundo. Me encanta esa película. Imagino que es lo que necesitamos. Todos. Encontrar nuestro lugar en el mundo. Saber que existe. Espero que lo consiga alguna vez.
- Pero si ya lo tienes, y lo sabes. Adoras Sevilla y allí pareces otro. Y el mío, por poco que te guste, ya sabes cuál es.
- Sí, imagino que sí. Pero piensa que te queda poco en esas calles. Pronto estarás en otro. Y crecerás. Y crecerás.
- Sí, y espero que estés por aquí para contártelo. Siempre es bueno hablar contigo.
- Siempre es bueno escucharte. Siempre. Y hablar contigo. Y escuchar, capullo. Eso siempre es bueno.
- La verdad es que sí, capullo. Me toca crecer.
- Sí. Y mucho. Y no necesitar a nadie. Y dejar a gente atrás.
- Sí. La verdad es que sí. Me largo. Ahora mismo.
- ¿Te vas? ¿A dónde?
- A crecer. A dejarte atrás, capullo. Jajajaja...

1 comentario:

PetiteMademoiselle* dijo...

Me encanta la palabra capullo.
Cómo se nota que necesitabas un comentario por acá =3 Saludos !