jueves, 25 de agosto de 2011

El intransigente XC

- Hey, cuánto tiempo.

- Sí que hace tiempo, sí. Desde que me fui a Italia.
- Y cómo has vuelto, por favor. Te repites.
- ¿Me repito?
- Sí, estás de un intransigente.
- Ah, vale. Si tú supieras...
- ¿Si yo supiera qué?
- No sé, un montón de cosas, pero en este caso, si supieras que he intentado escribir poemas, algún cuento, pero nada, es imposible. Es leer las noticias...
- ¿En los periódicos?
- Venga ya. Eso es como ver los telediarios. Perros al servicio de sus amos.
- Vale. En internet.
- Sí, en internet. Es leer y ponerme malo. Y hoy que me dije: voy a escribir algo lírico, dulce y tierno. Que uno escribe para atraer mujeres no para acercar políticos...
- ¿Pero...?
- Pero va a ser que no. ¿Serán algunos socialistas tan tontos como parecen? Porque si es así es preocupante.
- ¿Quiénes?
- Mira Elena Salgado, que dice que los ricos españoles no han escrito ninguna carta para que les suban los impuestos.
- Coño. Hay que ser gilipollas. Ni tú ni yo lo hicimos para que nos subieran el IVA y mira.
- Sí. Y mira. No, cambiar la constitución no. Lo dice una teutona europea y ahí lo tienes. A cambiarla.
- Sí, si te pones así cualquiera escribe.
- Cualquiera. Y lo que nos queda. Porque tiene cojones que sean estos los que nos traigan a los otros.
- Bueno. Tampoco hay tanta diferencia.
- Ninguna. Diría yo. ¿Ves? Mira que no quiero, pero ya me estoy repitiendo otra vez.
- No pasa nada. Hablemos de fútbol, que de eso nunca hablas.
- No, la verdad es que no. El Madrid, ¿qué, otra vez campeón de Liga?
- Sí, veo que lo dominas, sí.

No hay comentarios: