lunes, 22 de agosto de 2011

Sol de medianoche

Sol de medianoche, lame tu lengua mi garganta, luz de lunas de que se apaga en mis pupilas; despiertan tus pechos en mis manos, de madrugada todavía, arena de tus sombras se consume, no es alba todavía, fuego del sur son tus muslos una playa. Así, no hay quien encuentre el norte. Y. Qué más da.