miércoles, 21 de septiembre de 2011

El intransigente XCIII

- Hola, buenos días.
- ¿Sí? ¿Dígame?
- Soy yo, señora de rancio abolengo...
- Ah, sí, la duquesa de Alba, dígame...
- No, no, la duquesa de Alba, no, la presidenta de la Comunidad, por la gracia de dios...
- Ah, sí, la señora Esperanza. Esperanza Aguirre.
- Sí, imagino que sabe por qué la llamo.
- ¿?
- Estoy llamando a cada instituto, sépalo usted, para saber si todos los profesores están en clase.
- No, no lo sabía.
- Sí, he de dar ejemplo, que ya sabe que Ana Pastor dice que somos un ejemplo para todos los demás. Un ejemplo.
- Sí parece increíble. Que lo diga, claro.
- Pues, sí, lo dicen, pero qué sabrán ustedes, que son rojos y tienen cejas, so, so indignados. Es que me parece vergonzoso. Que los profesores priven a los alumnos del derecho a la educación. Vergonzoso. Que para privar a los estudiantes del derecho a la educación, ya estamos nosotros, coño. 
- Sí, eso es lo que dicen los telediarios.
- No me sea gracioso, rojo, que dentro de nada nosotros, perdón, que nosotros no tenemos nada que ver, el consejo de RTVE, que diga, accederá a la elaboración de los Telediarios.
- O sea, que nos quieren tontos y que además, no se sepa. Toda una democracia.
- Pues, claro. Madrid es el ejemplo para educación; Franco nuestro ejemplo de político.

No hay comentarios: