martes, 11 de octubre de 2011

El intransigente XCV


Para mi editora, Lourdes y para Sorel
- Hey, qué tal.
- Bueno, ahí vamos, guapo, el frío del norte y demás.
- Hey, echo un poco de menos frío y agua. Aquí calor y más calor. Agotador.
- Pues yo sólo veo señales apocalípticas de que tu país y el mío se va a pique. 
- Sí. ¿Y esas señales?
- Guapo, que eres maestro. Espe Manostijeras recortando en educación, y mira, tu amiga vuelve a escribir una novela. 
- ¿Mi amiga? ¿Qué amiga?
- ¿Cuál va a ser, guapo? La Lucy, que saca nueva novela.
- Dios, está claro, España se va a pique. Estas son las señales, no lo dudes.
- Hablando de dios, mira lo que dice: sin dios, no habría podido escribir esta novela.
- Anda, por fin lo entiendo; sus novelas las escribe un ser de ficción, por fin lo entiendo.
- Jajajja, si tú lo dices. 
- Bufff, quería escribir algo pero ha sido leer  el artículo y, joder, me he quedado sin ideas.
- Claro, claro, porque tendrías que haber leído el artículo solo de forma superficial, como la novelista, bueno, novelista, por decir algo. 
- Me he quedado sin ideas, de verdad. 
- Pues nada, ahora, para contrarrestar, tendrás que leer algún artículo interesante. Y no ver la tele durante tres semanas. Y no escuchar muchos programas de radio. Y no escuchar programas para adolescentes. 
- Buaaff, ¿algo más, doctora, algo más? Pero, hey, recuerda, por lo menos, por favor, que yo sólo escucho Radio3.
- Por favor, qué sibarita, el señor.
- Jajajajaja, por dios, qué bueno, pero, hey, qué coño significa eso.
- Por favor, que no eres uno de los alumnos que estudia en los institutos de recortes de la Espe.
- Bueno, pero al ritmo que vamos, acabo allí, como profe, así que mejor ir acostumbrándome.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, guapo, por lo que me toca, jejejeje, ay, esa Lucy, la de chistes que nos quedan por hacer.

Pero oye, tú, me da igual que seas un antisocial y que no te gusten las cenas de más de dos personas. Resérvame una noche en las dos próximas semanas qué será cuando esté por Sevilla. Promeeeeeeeeeeeeeeto ir sola. Besos.

Tu editora

sorel dijo...

Sabía que no tardarías en hacerte eco de esta noticia.
Qué ganas de blasfemar me han entrado jaja.