lunes, 31 de octubre de 2011

Para proteger y servir

Para Sorel

Cuando se despertó, descubrió que  le habían robado. Sabía lo que debía hacer, porque lo había escuchado muchas veces de los labios de su madre: si te atracan, llama a la policía, no te hagas el héroe, por favor. Y así lo hizo; llamó y se los dijo claramente: el banco, el banco me ha retirado injustamente de mi cuenta 2.500 euros de de un plan de pensiones. Menos mal que nos ha avisado, señor, le dijo uno de los policías. Y lo dejaron solo. No tardaron ni cinco minutos en llegar al banco para avisar al presidente: no se preocupe, dijeron todos a una, no se preocupe, señor, estaremos todos en la puerta por si vuelve para intentar recuperarlos. 

1 comentario:

sorel dijo...

Veo que vuelves al naturalismo radical :)