lunes, 14 de noviembre de 2011

Insomnia

Para MC
El tintineo de la lluvia sobre todas las persianas. Afuera, el mundo, afuera. Campanas a medianoche y esta incapacidad para dormir cuando se necesita. Insomnes buscando una palabra, las letras adecuadas con que encontrar una canción de cuna con la que sentirse protegidos. Afuera, el tiempo, afuera. El caos de los cajones que se abren para dejar rastros de vida en todas las baldosas, en todos los pijamas. La incertidumbre de todas las palabras que se pierden en todos los enchufes. Sucede, a veces, sucede. Olvidamos que nuestras gafas han aprendido a caminar, lo olvidamos por completo. Sucede, entonces, que nuestras gafas caminan hasta llegar a los espejos, por contemplar, por una vez, las imágenes dormidas de todos los insomnes. Sucede entonces: un pequeño destello de vida en la orilla de tus labios, la vida sin más y porque sí, a estas horas de la noche. El caos de la belleza palpipante de tus venas en tus pupilas. Sucede entonces: belleza, tanta belleza, duele. La belleza incesante de una playa en calma en la que descansan todas las olas, en el borde tranquilo de ya con luz tu sonrisa.