jueves, 22 de diciembre de 2011

El intransigente C

Para Sorel, my brother in arms


- Hey, qué tal, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y, ¿qué tal el nuevo gobierno?
- Buf, eso más que una pregunta, es una amenaza, ¿no?
- No sé, yo te pregunto, que siempre estás puesto.
- No sé yo...
- ¿Qué tal el de Educación?

- Buff, Educación, Cultura y Deportes. Todo juntito. Imagino que será porque su jefe cree que todo lo que importa está en el Marca.
- ¿Te refieres al Real Madrid, al ciclismo?
- Bueno, yo me refería a la política de este país de catetos. Allí tienes lo que necesitas para convencerlos: nada, excepto pan y circo. 
- ¿Y el de economía? ¿De Guindos?
- Yo es que soy más de Linux. Y ese es uno que dice que hay que acabar con todo lo público. Y, además, alguna conferencia que otra ha dado en la FAES. El de Hacienda fue el de la burbuja inmobiliaria. La de Sanidad, de la Obra, adora a la familia, a la familia católica, eso sí, que los demás van al infierno. Y el de Defensa, joder, presidente de una empresa de misiles y antes en una empresa que fabricaba bombas de racimo. Que digo yo, coño, que para tener a alguien así, mejor traer a Chuck Norris.
- Joder, es aterrador. Un gobierno como dios manda, vamos.
- Sí, además, no sé si saben que ya han escondido un poquito el busto de Azaña. Ahora ahí que buscarlo en un vestíbulo del congreso.
- Habrá sido un error sin maldad.
- Claro, claro. Creo que han intentado poner un busto del Generalísimo, pero, claro, como están en contra de sacarlo del Valle de los Caídos, les ha sido imposible. 
- Jajajajajajajajaa. Para descojonarse, vamos.
- Además, creo que casi todos, por no decir todos, han jurado sobre la Biblia, ese libro en el que sale el persona de ficción favorito de Homer Simpson.
- ¿Quién? ¿De Homer Simpson? ¿La cerveza? ¿El dinero?
- No, coño, no. He dicho de ficción.
- ¿Entonces?
- Dios, joder, dios.
- Bufff, conservadores, ultracatólicos, creencias propias de la Edad Media. Da miedo, de verdad.
- Hey, hey, a mí no me da miedo que hablen con dios, si así lo quieren...
- ¿No? ¿Seguro que no?
- Segurísimo. A mí lo que me da pánico es que todos ellos creen que dios les responde...