viernes, 30 de diciembre de 2011

El intransigente CI

- Hey, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y ¿cómo te va la vida?
- Buff, creía que mal, pero con los nuevos recortes...
- ¿Te va a ir mejor?

- Buf, ni de coña. Tener a un descerebrado que dice: hay que recortar, recortar, recortar, y no aparece apenas...
- Sí, tienes toda la razón.
- Es que no sé si nuestro presidente es Rajoy o Wally. Y ahora me digo, no sé, debería irme, a Madrid, qué sé yo. Y entonces pienso, allí; pero si está Esperanza Manostijeras. Y entonces digo, si me voy, como no sea para darle a la botella. Pero, claro, a la Botella ya se lo han dado todo.
- Sí que pinta mal la cosa, sí.
- Pero mal. Con decirte que estoy pensando hasta en votar en las próximas elecciones.
- Anda, eso es nuevo. ¿A algún partido en concreto?
- ¿Qué partido ni partido? Me voy directo al banco y dejo la papeleta allí. Así Botín me lee antes y me es más fructífero.
- La verdad es que jode: recortar lo público, subir impuestos. Y que conste que lo entiendo.
- ¿Que lo entiendes?
- Pues claro, coño, que tienen que mantener a Isabel Carrasco, que los catorce sueldos se los paga el Estado; que tienen que pagar al rey, para que siga viviendo del cuento...
- Anda, ahora entiendo lo de cuento de princesas y reyes...
- Estamos en crisis, coño, algo tendremos que hacer. Es que además ya no son hilillos de crisis, ni brotes verdes. Ya parece un bosque.
- Y no hay quien vea los árboles, no.
- Este pedazo de tierra que llaman patria es una mierda de verdad.
- La verdad es que sí. Deberíamos coger un avión e irnos. 
- Anda que no, irnos desde cualquier aeropuerto.
- Eso, por ejemplo, desde ese aeropuerto en que no hay aviones...