sábado, 4 de febrero de 2012

El intransigente CIII

- Hey, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y, ¿qué tal todo?
- Bufffff, con un frío de cojones. Vaya frío en el sur.

- En el sur, sí, y en toda Europa. Creo que es por una ola de frío siberiana. 
- ¿Qué ola de frío siberiana ni qué ocho cuartos? La ola de frío la ha causado el gobierno. Ya sabes lo que dicen los italianos: fa freddo, porco goberno. 
- Venga ya. Además, es piove, porco goberno.
- Que sí, que sí. Es frío siberiano, para que la gente no salga a la calle, a protestar. Les viene de puta madre, está claro.
- Sí, PPero qué frío, no te jode. 
- Es una pena que no te des cuenta. Como los alemanes, vamos a ser.
- ¿Cómo los alemanes? ¿Por qué?
- Coño, por el frío, porque está claro que por los sueldos no va a ser.
- Bueno, no sé yo...
- ¿Por qué lo dices tú ahora?
- Porque no vamos a tener sus sueldos, no, pero sí los vamos a tener congelados, así que tan lejos, tan tan lejos de Alemania no estamos.