viernes, 30 de marzo de 2012

Vivir en tiempos peperos

Para Sorel
Cuando Charles Dickens se despertó, el Lazarillo de Tormes todavía estaba allí.