viernes, 1 de junio de 2012

El intransigente CVIII

Para Manuel Villard
- Hey, qué tal. Cuánto tiempo sin vernos.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y, ¿qué tal todo?
- Bueno, ahí vamos. Como tú, imagino. Corrigiendo, de evaluaciones, de graduaciones. Como tú, supongo.

- Anda, graduaciones. Actividades extraescolares, una de las cosas que no se quieren hacer el año que viene, para protestar por los recortes. 
- Un momento, un momento. A ver si lo entiendo. Para protestar por los recortes, castigamos a las víctimas de esos recortes, a los críos.
- Eh, eh, no a los críos. Nosotros también somos víctimas. 
- Ya ya, no lo dudo, pero no deja de ser irónico que para protestar hagamos daño a los más débiles. 
- No es solo eso, eh, que también es no comprar lotería, no tener cenas de navidad. 
- Un momento. A ver si lo entiendo: para protestar contra los recortes económicos, nosotros vamos a hacer daño a los pequeños comerciantes, que son creadores de una economía más real.
- Bueno, no es eso exactamente, se trata de demostrar que si bajan nuestros sueldos los niños van a recibir una educación peor, porque claro, es obvio que vamos a estar menos motivados.
- Vamos, que es posible que le digamos a personas que están en paro que si bajan nuestros sueldos sus hijos recibirán una educación peor, a personas que a lo mejor trabajarían por mil euros. Es decir, que para joder al PP, al PSOE y a toda la costra, porque aquí no es ni una casta, creamos una sociedad egoísta y pueril, a imagen y semejanza de la soñada por el PP. Sí, de lo más lógico.
- Ya, pero la culpa no es nuestra, sino de esa panda de ineptos que nos gobierna.
- Y encima, como ellos, le echamos la culpa a otros. Toma ya...
- Pero es que es culpa suya.
- Ya. Suya y nuestra, que tanta pasividad no es buena y la de gente que va a encontrar la excusa perfecta para decir yo ahora no hago nada porque esto cada vez está peor y los alumnos cada día más apáticos, y qué poco responsables, y bla bla bla. Coño, pero si son nuestro espejo. 
- Es que estamos hartos de tanta crítica, de tanto ataque, de tanta estupidez.
- Joder, pues empecemos a demostrar que se equivocan, que no somos así ni queremos serlo y enseñemos a nuestros alumnos a pensar y a que se comprometan comprometiéndonos nosotros para que esta caterva de impresentables no vuelva a gobernar este país en la vida. 
- Sí, sería hasta un buen principio pero, como te digo, no estamos más que respondiendo a los ataques de políticos profesionales, que son los que tienen la culpa de todo, no nosotros.
- La culpa, que por aquí, claro, siempre es de otros, ya ya...

No hay comentarios: