lunes, 18 de junio de 2012

Vivir en tiempos peperos

Cuando se despertó, las tijeras todavía estaban allí.