lunes, 16 de julio de 2012

El intransigente XCI

Para Lola Palacios
- Hey, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo.
- Y, ¿qué tal todo? Contento, imagino.
- Contento, ¿por qué?
- Joder, porque el PP está perdiendo apoyo social a pasos agigantados.
- No sé, yo, eh, no sé yo, que estoy seguro que le votaría la misma gente. No sé yo.
- No creo que la gente sea tan ingenua, ¿eh? Han visto su verdadera cara y no van a caer otra vez.
- No sé yo, que somos un país muy cainista. Aquí lo importante no es que a los demás les vaya mejor sino tan mal como a nosotros mismos. La envidia, ya se sabe.
- Ya, pero creo que la envidia no se da solo aquí, sino en todos los países. Al final tampoco somos tan diferentes.
- A lo mejor tienes razón.
- Sí, el PP se está acabando.
- Ya, ya pero mientras lo hace está enterrando a este país en el camino.
- Bufff, ahí sí tienes razón. Coño, es que parecemos tontos. Si la gente estuviera informada.
- No esperes tú mucho de un país cuyo presidente dice que su periódico favorito es el Marca, no...
- Es que me jode que insulten una y otra vez a lo público cuando todos ellos no hacen sino vivir de lo público. 
- Hey, hey, no seamos injustos: todos no, solo casi todos. La Espe vive del erario público desde el 79, Cospedal no ha trabajado en su vida en el sector privado, Fátima Báñez no ha cotizado ni un día de su vida y es ministra de desempleo, la hija de Fabra... mejor me callo.
- Sí, es mejor que nos van a enterrar de tiempo.
- Hey, hey al precio de los entierros a mí no me entierra nadie, yo donaré mi cuerpo a la ciencia, jajajaja.
- Es que creo que a los dos nos jode igual que machaquen aquello de lo que viven.
- Coño, es que para ellos lo público es como las drogas.
- ¿Cómo?
- Sí, sí, así es lo público: hay muy poco y ellos son muchos.