lunes, 2 de julio de 2012

Tierra quemada

Para Manolo Lay y Sorel
En noviembre de 2011 un comando compuesto por un grupo de los mejores psicópatas de este país fue elegido por una serie de promesas que nunca llevaron a cabo. No tardaron en arrasar con la tierra que les había sido entregada, haciendo de la mentira un arma de destrucción masiva, haciendo del lenguaje un arma de destrucción masiva: ellos no mentían, recortaban verdades; ellos no recortaban efectivos, optimizaban recursos; ellos no seguían al de la barba, obedecían al del bigote; haciendo de la FAES el campamento de verano en el que vivir cara al sol. Así, decidieron, por el bien del país en que ellos habían crecido, ese pedazo de tierra que ha cortado de raíz todas las esperanzas, hacer crecer, sobre las tierras por las que ellos caminaban, verdes raíces, fértiles plantas, una nueva tierra. No pudo ser: nada crece sobre una tierra calcinada. 



1 comentario:

Manolo Lay dijo...

Gracias, lo comparto (cómo no...)
Salud,
ML