miércoles, 28 de noviembre de 2012

El intransigente VII

- Hey cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo sí...
- Y qué tal todo.
- Recordando a Machado. Qué lamentable...
- ¿Lamentable? ¿Por?

- Imagina. Para mí es el ejemplo paradigmático de aquellas personas que quisieron algo mejor para este país, más allá de un país de charanga y pandereta. Y mira...
- ¿Mira?
- Mira dónde acabó. Exiliado, completamente pobre, como tantos otros entonces. Si viera ahora este país, sería tristísimo, realmente triste.
- Y otros se quedaron. El corazón de la patria, se llamaban.
- Sí, el corazón putrefacto de un país que sigue siendo el mismo. Los mejores se exiliaron o fueron asesinados y quedaron los amantes de la nada, los amantes de una patria que no ofrecía nada excepto una bandera.
- Hey, por lo menos ahora no nos asesinan. Algo hemos mejorado.
- Sí, ahora no nos asesinan. Ahora nos matan de hambre. Y, como entonces, los mejores van a irse.
- Normal, con tanto recorte y unos sueldos de mierda, quién quiere quedarse.
- La gente que no quiere volver al medievo no tiene visión de futuro. Como si no lo supiéramos. 
- España. De charanga y pandereta. 
- España. La historia de Machado...