martes, 26 de febrero de 2013

Parole per Heidi I

Cara Heidi,

tanto tanto tiempo sin saber de ti y llegas, ahora, de noche y en martes, cansada de tu país y de la gente que vuelve al monstruo, que vuelve, como si el tiempo se hubiese olvidado, como si el tiempo descansara en una esquina, al monstruo, que vuelve a Berlusconi pero yo poco puedo decirte, poco puedo decirte hoy, bella, en un país que ha hecho de Rajoy el presidente de un país que se acerca irremediablemente a la deriva. E la nave va... Una nave a la deriva, arrastrada por un mar que parece derribar y dices, no, no es política, no se puede gastar tanta energía en política cuando hay cosas que son mucho más que política y están en nuestras manos y son amigos, familias, problemas, mis problemas, dices, y te escucho, porque, claro, sé, susurras, sé que solo soy una persona y poco puedo cambiar en este mundo, y sí, sé que es injusto, y, dices, tú no piensas igual, y no, no lo pienso, nunca lo pensé, pero vivir, imagino, preciosa, vivir es precisamente comprender a los demás, y ayudar, por encima de todo, aunque no compartan tu idea, aunque no sean lo mismo, y no, no hay problema, nunca lo hubo, bella, porque uno se sabe que toda lucha, toda derrota es digna, es dulce si se hace por gente como tú, y es gente como tú la que merece recorrerse un mundo, beberse un océano, y decir, hay personas que nos esperan, personas por las que volver, personas que son mucho más que gente, y tienen ojos verdes y a veces miran y son azules y entonces vuelve, vuelve la vida, vuelve Sevilla y hay farolas y hay callejuelas y es entonces el mundo un gesto sencillo que conmueve todos los sillones. Y uno piensa, bella, en un océano y en todo lo que podría no haber sido y es, y uno sabe, porque es el mundo y es la vida, y la vida merece muy mucho la pena aunque la hiera el mundo, pero hay personas que son un mundo, tanta tanta vida en las ventanas y mirarte a lo lejos y pensar, sí, podría estar aquí, podríamos hablar ahora, y saber que hay personas que merecen toda lucha, toda derrota, porque son puras y, ya te lo dije, alguna vez, y no están contaminadas, y son un paseo por un bosque, un paseo por las nubes en las que apenas llueve y las calles no tienen adoquines, todo es entonces agua, todo es entonces viento, y todo son entonces árboles, y recuerdo entonces, cómo no, que otra vez andaremos cerca y será el norte en mi caso, probablemente, el que me tenga Asturias y estés tú cerca y estés lejos y estés, como siempre, en Mallorca, olvidando el mundo, olvidando la política, olvidando esa gente, esta gente de la que estás tan cansada y ha llevado a Berlusconi otra vez, al corazón de Italia, al corazón putrefacto de Italia, un corazón putrefacto el de tu país el del mío, y de gente que, como siempre, bella, como siempre, ha hecho que todo cambie para que todo vuelva a ser exactamente lo mismo. Y están tus ojos. Y, entonces, todo es distinto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

COMO????
....y todavia no entiendo como eres capaz de hacer esto...creo que nunca voy a entenderlo (aunque te he preguntado 1000 veces ya!!!)...
pero que sepas, que cada vez tus palabras me encantan mas!!!! creo que te he dicho 1000 veces ya que tus palabras me hacen feliz!!! y eso es verdad - mas que la verdad!!!

gracias por todo...mille grazie, bello, sei grande (o più di questo!!!!)
bacione...(esta vez no voy a poner "desde la bella italia")...