lunes, 22 de abril de 2013

De tarde en tarde

Para Laura González y Adri Rodíguez

- Hola hola. 
-Hola pequeñita. Iba a preguntarte justo ahora mismo cómo te iba la vida.
- Nada, profe. Simplemente, me apetecía un poco de conversación interesante.
- Ah, claro, y como no has encontrado a nadie, pues aquí andas, hablando con tu viejo profesor.
- Profe, no empecemos. ¿Qué me cuentas tú?
- Yo estoy vivo, pequeñita. Casi nada, ¿eh?
- Yo también, profe, yo también. 
- Ya ya, pequeñita. Pero yo hubo días en que estuvo muerto el año pasado, no lo olvides.
- Profe, ayer estuve con Adri.
- Anda, el chico del seis. Y, ¿qué tal todo?
- Nada, hablando de los instintos suicidas que provocan nuestros profesores. Los de Ciencia de la Educación. Bufff, parece hasta una paradoja, profe.
- Ya ya.
- Con profesores que se consideran un atentado contra la misma. 
- Anda, cualquiera, como dice Wert, puede llegar a ministro, ya que no hace falta ser inteligente y, por lo que veo tampoco hace falta ser profesor.
- Imagina, profe. Has podido serlo hasta tú.
- Pero qué puñetera, ¿no?
- Eh eh, eso dice Adri. Mira qué ponerle un seis. Claro, como le pones un diez a los que te escriben cartas.
- Pequeñita, soy de Lengua, solo pongo diez a los que me entregan palabras. 
- Y este cuatrimestre, profe, ni uno bueno, ni uno de los que me da. Ni uno. 
- Bueno, busca por ti misma. Aprende a pesar de los profesores. Eres muy inteligente. Busca tu camino.
- Profe, cuéntame algo, anda.
- Qué sé yo: paseo, doy clases, me llevo a mis estudiantes a un paseo literario por Sevilla. Qué sé yo, estoy viviendo. Y tú, qué calladita...
- Ya, profe, estoy pensando. Creo que me va a salir humo.
- ¿En qué piensa usted?
- En julio, profe, en un verano fatal, en que hay cosas que no deberían llegar...
- Ainssssssss, pequeñita, y yo deseando que llegue julio. Y agosto. Quiero verano, y quiero Sicilia. Quiero desaparecer y dejar el cartel de no molestar. Non disturbare, per favore.
- Pero, profe, ya sabes cómo acabaron las cosas el año pasado, cómo acabó la relación.
- Pequeñita, hay diferencias, el chaval del año pasado era idiota, este te merece la pena. 
- ¿Cómo lo sabes, profe?
- Intuición. Confío en ella mucho más que en mi inteligencia.
- Sí, ponerle un seis a Adri no es señal de mucha inteligencia, no. Aunque ponerme un diez a mí sí, todo sea dicho. Pero, profe, yo nunca he escuchado nada sobre intuición masculina. 
- Ya ya, como que la mía es femenina...
- Ya sabes que pienso que él es el definitivo.
- Yo también, pequeñita, yo también.
- Pero, ¿por qué? Tienes que basarte en algo.
- Alguien que nos hace crecer como persona en este mundo es alguien que merece todo nuestro mundo. Ese es él para ti. Ese va a ser. Vívelo a él; vívete a ti. Piensa menos y vive. Como cualquier ministro del PP. Pero sin joder a los demás, ehhhh.
- Ojalá, profe, ojalá.
- Por cierto, hoy he visto un montón de cartas que me escribieron mis alumnos. Son muy tiernas. 
- ¿La que te escribió el del sobresaliente también?
- Esa no, pequeñita, esa no. Esa fue víctima de las llamas.
- ¿La quemaste?
- Yo no, la quemó Adri.
- ¿Ves? Tendrías que haberle puesto un diez jajajaja.
- Pues sí que sí, pequeñita. 
- Ainssssss, profe, mientras queméis cartas que no os gusten y no plasmas, que nos conocemos.

miércoles, 17 de abril de 2013

El intransigente XVI

- Hey, cuánto tiempo.
- Cospedal ha vuelto a hablar hoy.
- Coño, entonces no hace tanto tiempo. Y, ¿qué ha soltado por esa linda boquita?
- Bueno, no sé si verdad, que está hoy en China, con los comunistas.
- O en China, esa gran dictadura. Así se va acostumbrando a las cosas de su partido. Pero, ¿qué ha dicho?
- Nada, como el PP es el partido de los trabajadores, ha dicho que los trabajadores de su partido prefieren quedarse sin comer a no pagar la hipoteca.
- Joder, pues yo prefiero no comer ni un puto día a votar al PP.
- Ya ya. El problema es que nosotros ni hemos votado ni votaremos jamás al PP pero habrá día en que pasemos hambre, como ellos no van a hacer, coño. Pero, bueno, imagino que es lo único que han dicho hoy...
- Eh, pues no, va a ser que no.
- No puede ser verdad.

- Pero lo es. Dice Pujalte que la dación en pago es solo para familias que quieren hacer negocios con sus pisos. 
- Y lo dice alguien de un partido que tiene diputados en Madrid con pisos. Y encima tienen dieta por alojamiento. Coherencia absoluta.
- Pues yo los creería. Palabra a palabra. Ellos son la verdad. La verdad absoluta. Como si hubieran mentido alguna vez. 
- Tienes toda la razón. La verdad les hace escrache pero, nada, ellos la mantienen a trescientos metros, mínimo. Por si se les escapa algo.
- No creo yo que se les escape nada.
- Pero, bueno, imagino que ahí han parado, claro.
- Ehhhhh, no, que dice Fátima Rocío Báñez que los jóvenes no emigran, que es movilidad exterior.
- Sí, algo así, como el PP no es un partido de extrema derecha sino un grupo que se mueve en el centro. Movilidad ideológica, que lo llaman. Y ahí han terminado, claro.
- Eh, pues no, no. Después el PP ha sacado un comunicado diciendo que lo que ha dicho Cospedal es mentira.
- ¿El qué? ¿Lo del despido en simulado y diferido de Bárcenas?
- No, no. Lo de hoy. Son palabras también de Cospedal, pero hoy dirigidas a los trabajadores, a sus trabajadores.
- Y ¿qué dice el PP?
- Bueno, dicen que se ha malinterpretado todo. Y, para arreglarlo, que si somos pobres es porque queremos y luego ya están los que quieren ganarse la vida dignamente. 
- Y esos, ¿quiénes son? ¿Bárcenas? ¿Cospedal? ¿Rajoy? ¿Mato?
- Esos mismos, esos mismos. Los que viven, precisamente, a costa de los recortes que hacen a esos pobres.

lunes, 15 de abril de 2013

El intransigente XV

Para Manolo Lay, Fran G. Parejo. Elisa Mellado y Lola Palacios
- Hey, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y ¿qué tal todo?
- Ahí vamos, volviendo a décadas pasadas a todo carajo.
- ¿Y eso?
- Ya veo, ya, que últimamente has escuchado poco a Cospedal.

- Bueno, un poco, porque hace mucho que no habla, así que de cuando en cuando la escucho en diferido. Ni los payasos de la tele, oye.
- Nada, que anda diciendo que el escrache es acoso, toma ya.
- ¿El escrache?
- Sí, acercarse a las casas de los políticos, poner pegatinas, hablar con ellos.
- Un momento, pero si hay casas que ni siquiera declaran. ¿Cómo pueden decir que van a ellas?
- Ya los conoces. Ellos crean la realidad política y social del momento. 
- Coño, ahora entiendo por qué Rajoy se ha convertido en un plasma.
- Va a ser eso, sí. La realidad es la que dice su televisión.
- Pero, hey, creo que tiene razón, que el sábado un profesor me puso a mí una pegatina del Betis en mi casa.
- ¿Y? No te entiendo. 
- ¿Cómo que no? Una pegatina del Betis, una verde y blanca, como los de la PAH. Yo me sentí acosado. Profesor tenía que ser. Seguro que adoctrina a sus estudiantes que sé que los hace hablar en otro idioma.
- ¿En vasco?
- En vasco, no, en inglés, que es peor. Un patriota nunca enseñaría a sus estudiantes a hablar inglés. Si no, mira a nuestro presidente. 
- Sí, sí, sé que es very difficult todo esto.
- Joder con los colegas. Están desatados. Los profesores adoctrinan, Bárcenas no tiene nada que ver con el PP, el PP no tiene nada que ver con el PP, los escraches son nazismo.
- Pero, seamos sinceros, creo que nombran al nazismo porque lo conocen muy bien. Con lo que ha ayudado a sus más cercanos antepasados, que uno ve las gaviotas y las sabe herederas claras del águila más brutal.
- Y ¿ha dicho algo más la señorita Cospedal?
- Pues va a ser que sí. Dice que la impunidad del rey hay que respetarla. Tal que así, la ha soltado.
- Bueno, no es grave: la casta está cuidando de uno de los suyos.
- Y, nada, que Griñán debería explicar la relación de IU de Andalucía y ETA
- Joder, vagos y además, etarras. Como para votarlos.
- Eh, yo lo hice...
- Ya ya, pero tú eres un depravado, que no vas ni a misa los domingos.
- Bueno, ni domingos, ni lunes, ni martes, mi miércoles, ni jueves, ni viernes, ni sábados...
- ¿Ves? Un depravado absoluto. Seguro que ni le rezas a la Virgen para salir de la crisis. 
- Bufff, además, a mí el otro día uno de IU me puso una pegatina de la República, de esas, sí, con tres colores.
- Joder, está claro: etarras, antisistemas, comunistas. Lo tienen todo. 
- Ainssssssss, los de IU son ETA y los del PP, ¿de dónde vendrán? ¿de dónde vendrán los pobrecitos?
- Pues de donde van a venir: de un período de extrema placidez, que es hay que explicarlo todo. 
- Ya veo que el día y Cospedal han sido productivos. Lo que me pregunto yo es dónde estará Arenas. 
- ¿Dónde va a estar? Si su amo Rajoy se ha convertido en un televisor de plasma, él se ha convertido en una tele de 16 pulgadas. En blanco y negro.
- Ainssssssss, este gobierno y su realidad. La verdadera marca España: el NO&Do.

miércoles, 3 de abril de 2013

Quedas

Han pasado horas, minutos, alguna noche de lluvia sin estrellas, el tiempo tranquilo. Han pasado aceras, páginas, párrafos que se han quedado en las pupilas y tanta tanta calma en los dedos, líneas que se pierden en la arena y alguna tarde de sol sin nubes, un cielo claro. Han pasado palabras, silencios incómodos, silencios que invitaban a la complicidad y susurros que gritaban a veces el dolor existe para hacernos saber que estamos vivos y tanta tanta tranquilidad que grita en los oídos que no, que no es eterna, no lo será (todavía), tanta tanta tranquilidad de sillas en las puertas de barrios donde todo el mundo se habla al ocaso. Han pasado árboles, caminos de arena y fango, aires de sur y nieve, un volcán, algún teatro y las canciones de cuna necesarias para saber que no hay nada como dormir en una hamaca mientras la madrugada asoma. Han pasado mañanas, mañanas de llano y piedra, ladrillos con que destrozar al tiempo y creerse más fuertes, raíces que se aferran al suelo como otros se aferran a su tiempo y mucho más. Han pasado tés, chocolate a mediatarde, piscinas con discursos sociales, visitas a amigos con té con leche y madrugadas sin sueño en las que llegar al alba siguiente era suficiente. Han pasado plasma, NO&DO, nieve, confetti, cuentos de princesas que pueden ser hechas prisioneras y un país por completo a la deriva, como dos brazos que se saben cadáveres y sin aliento. Han pasado alumnos, un viaje al norte y, otra vez y como siempre, postales que dicen que escribirse es como, si no se recuerda mal, enviar un rayo del sol al corazón. Han pasado daño, madrugadas de cortina en que las paredes hacían que los segundos fueran en blanco y libros en el suelo en que aparecían historias que aún hay que contar. Han pasado Tintarella de luna, Vedrai vedrai, Il ragazzo della via Gluck y Fabrizio de Andrè en el camino de vuelta, han pasado luces que nunca existieron y sábanas con un cuerpo que se había perdido a sí mismo y tardó, como nunca en encontrarse; han pasado limoncello, helado de fiordelatte e nocciola, ciudades con diluvio y plazas de España con estanque y barcas en las que remar al amparo de escaleras sin baldosas. Ha pasado el sur en varias partes, también el norte en algunas otras, montañas en tantos sitios, alguna playa, tantas orillas, mar de arena con sombrillas, un mar de resaca, olas que gritaban, pasaron vida, muerte, ha pasado un cuerpo y sí, se ha quedado, y tantos tantos números, palabras, parole, tantos olvidos, recuerdos, lágrimas, risas, algún abrazo, sábados de italiano en el sur y español también en estos sitios. Han pasado números en un brazo, un punto, un punto y seguido y una coma: la vida sigue, también semanas, han pasado meses y pupilas que miran al mundo con la ingenuidad de los que se enfrentan al mundo por primera vez, han pasado viajes, nuevas ciudades, rincones, sabores que no había en los labios. Han pasado marcapáginas, pensamientos a pie de página, camas en una azotea y todas las calles de un pueblo sin sol desde hace siglos parece y sin paraguas porque a la lluvia se va para mojarse. Han pasado tus manos, algún mechón de pelouna isla, tu boca contando a todas las ramas que tú naces en tus besos para que otros vivan en ellos, han pasado alas, como siempre, en tus tobillos, tus ojos soñándose cielo en todos los girasoles y el apetito insaciable de despertar en tus muslos en todas las ventanas. Has pasado, tú. Y quedas. 

lunes, 1 de abril de 2013

Manual del buen español (según PPeros de diversas especies)

- Miente, miente, miente sobre sobres, miente sobre nieve, miente sobre promesas incumplidas. 
- Jura fidelidad a tu rey y a tu patria por encima de todas las cosas pero no olvides depositar dineros varios en cuentas suizas. 
- Si te preguntan, no conoces a nadie. O, bueno, si, conocías, pero no eras más que una víctima. 
- Todo el mundo es ETA, hasta ETA. 
- Denuncia siempre a aquellos que no piensan como tú y, además, adoctrinan. Como buen español de bien, sé un inquisidor. Nunca a la iglesia u otros poderes fácticos. Al ser buen español, confiesas y tus pecados son lavados. Serás como la nieve. Puro y ardiente como la nieve. Había nieve...
- Pide a la Virgen del Rocío el fin de la crisis y a Marhuenda el fin de todos los pecados. 
- Recuerda que los escraches son inmorales pero vender a los ciudadanos de este país a intereses extranjeros, mediante cambio de la Constitución exprés, es pasión patriotera. 
- Sé un ciudadano modélico: simulado y en diferido. 
- Invierte en aeropuertos sin aviones y casas sin gente. 
- Recuerda que la única democracia, la única verdad es la tuya. 
- Reconoce tu letra, solo si la escribes en negrita. 
- Recuerda que la mejor forma de aclarar los hechos es ocultarlos.
- Di no a los empresarios, sí a los tesoreros, sí a los narcos.
- Descansa, relájate, be plasma, my friend, be plasma.