lunes, 5 de mayo de 2014

El intransigente nazareno II

- Hey, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y, ¿qué tal todo?
- Bien, bueno, no tan bien. Tranquilo, bueno, no tan tranquilo.
- Bien y tranquilo. ¿O no?
- Ni bien ni tranquilo. Macho, pero si estás en la política pequeña: ahí todo es calma y relajación. Se trabaja por el pueblo. Y ya está. 
- Buenooooo. Sí, y no.
- Pues no sé qué quieres que te diga. Yo no te veo dándote cabezazos contra la pared. 
- No, no, la verdad es que no. A mí amenazan con dármelos, jajajajjaja. 
- ¿Cómo?
- Ya sabes: el PP, siempre tan preocupado por el pueblo. En lugares grandes. Y en lugares pequeños. 
- Sigo sin enterarme de nada. A ver si Rajoy se ha apoderado de ti. 
- Pues casi que sí, eh. A este ritmo, creo que me hago hasta del PP. Imagina: están llamando a la gente que ha venido a pedirles ayuda con servicios sociales. 
- Anda, pues qué bien, ¿no?
- Ehhhhhhh, esa es la llamada en A. La llamada en B viene justo después, cuando les dicen que es para que sean interventores. 
- Bueno, tampoco es tan malo, ¿no?
- El problema es que el PP quiere que lo hagan sin cobrar un euro.
- Jo, vamos, lo que viene siendo su marca, Los españoles, en precario; España, por encima de todo. 
- Vamos, la marca España. 
- Y tú vas y lo estás denunciando. Macho, si es que sois unos violentos. 
- La verdad es que sí. Unos auténticos violentos. Como castigo, deberías darte de cabezazos contra la pared.
- No creo que haga falta. A este ritmo, ya me han dicho que otros me lo van a dar...

No hay comentarios: