martes, 22 de julio de 2014

Españoles de bien

Somos españoles de bien aquellos que cambiamos las leyes electorales para perpetuarnos en el poder y proclamar a los cuatro vientos que estamos ahorrando porque nos preocupan los ciudadanos.
Somos españoles de bien aquellos que gritamos que hay predicadores que se aprovechan del dolor ajeno y ganamos unas elecciones mintiendo, incumpliendo una tras otra promesa electoral porque, eso sí, la realidad nos ha obligado a ello.
Somos españoles de bien aquellos que defendemos la libertad de expresión por lo que aconsejamos a los medios de comunicación cómo deben dar ciertas noticias. Con objetividad, claro, siempre con nuestra objetividad.
Somos españoles de bien aquellos que afirmamos constantemente que el rescate bancario no ha costado un euro ni costará un euro a los españoles aunque los españoles ya hayan perdido once mil millones de euros, pero podrían haber sido mucho más.
Somos españoles de bien aquellos que advertimos que solo nosotros podemos sacar a este país de la crisis olvidando, en el camino, que nosotros fuimos los que arruinamos al país.
Somos españoles de bien aquellos que enarbolamos nuestro amor a la patria aunque la hayamos vendido a intereses extranjeros, aunque guardemos nuestro dinero en bolsillos de otros países. 
Somos españoles de bien los que confirmamos el maravilloso momento de la economía española exponiendo, de todas formas, más de doscientas medidas para seguir recortando en bienestar. Es obvio que para seguir con la mejora.
Somos españoles de bien aquellos que vamos a misa los domingos, castigamos la mentira y creemos que todo es mentira salvo alguna cosa. Y algún mensaje que diga, sé fuerte, Luis, para mostrar la caridad cristiana de la que tanto hacemos gala.
Somos españoles de bien aquellos que anunciamos en televisión que engañar a Hacienda supone menos hospitales, menos colegios, y luego cobramos en B, y construimos aeropuertos sin aviones. Somos soñadores, sería preciso señalar. 
Somos españoles de bien aquellos que aquellos que somos incapaces de salir en televisión para debatir si no es medios afines pero si somos capaces de salir en plasma.
Somos españoles de bien aquellos que pedimos a la gente que emprenda porque el trabajo no va a llegar a casa sin recordar que llevamos más de veinte años viviendo de la política. 
Somos españoles de bien aquellos que afirmamos que Sanidad y Educación no han sufrido recortes porque seguirán sufriendo recortes. 
Somos españoles de bien aquellos que...
- Pues yo creo que este país iría mejor si nadie os votara.
- Está claro que por culpa de la gente como tú está el país como está y estará más arruinado si la gente deja de votarnos.

No hay comentarios: